Cinco mujeres de la provincia de Candarave, ubicada en Tacna (Perú) viajaron a India para capacitarse y aprender a instalar paneles solares. La enseñanza obtenida ha permitido que 272 familias cuenten con luz eléctrica y mejoren su calidad de vida. Los paneles solares evitan el incremento de gases de efecto invernadero y permiten hacerle frente al cambio climático.

Gracias a los paneles solares las familias disfrutan de electricidad en sus hogares. Créditos: Alicia Condori
Gracias a los paneles solares las familias disfrutan de electricidad en sus hogares. Créditos: Alicia Condori

Reina Isabel Humiri Mamani (41), con dos hijos y dos nietos, comprendió en el 2011, que algunas veces para tomar decisiones correctas hay que romper estereotipos, vencer los miedos y apostar por el conocimiento. A pesar de que su madre, sus hermanos y algunas personas en su comunidad (Tacalaya) se oponían, ella aceptó formar parte del programa Barefoot College, viajó a India por seis meses, y aprendió que la electricidad, con ayuda de paneles solares, puede llegar por medio de la luz solar.

En diciembre del 2011, Reina junto a otras cuatro mujeres de Candarave, se embarcaron en la apuesta de Barefoot College. Esta institución lleva a mujeres de zonas rurales de distintas partes del mundo a Tilonia, una aldea ubicada en India, para que puedan intercambiar experiencias de vida y lo que es más importante, aprendan a instalar y mantener paneles solares –dispositivos que convierten la energía de la radiación solar en electricidad– y así mejoren la vida cotidiana en sus comunidades.

“Al comienzo tenía miedo, porque no sabía lo que podría suceder, mi familia estaba triste y en la comunidad pensaban que era mentira que regresaría para ayudar, cuando me fui,  dijeron que valiente eres”, sostuvo Reina a ConexiónCOP.

Antes del viaje, los pobladores de las comunidades de Candarave, a partir de las 6 de la tarde –cuando la claridad se pierde– afrontaban continuos problemas debido a la falta de luz. “Me animé a viajar a India para poder tener luz, antes usábamos velas o mecheros,  para cocinar, para que los niños puedan estudiar o para cuidar a los animales en las noches, pero teníamos que comprar queroseno y aspirábamos el humo, que nos provocaba problemas al respirar”, explica Reina”.

Sobre lo que indica Reina, el sistema de salud, Allina Health alerta que la inhalación de humo nocivo puede causar enfermedades en los pulmones y en las vías respiratorias, además la Organización Mundial de la Salud sostiene en un informe que anualmente mueren en todo el mundo alrededor de  96.000 niños por consecuencia de quemaduras causadas por el fuego,  que puede derivar del uso de mecheros.

Paneles solares en comunidades

Para llegar a ser parte de Barefoot College, Reina tuvo un vuelo de casi 30 horas. Llegó a India, cambió su dieta y dejó a su familia. En Tilonia, Reina explica que compartió con mujeres de diferentes partes del mundo, conoció otras culturas, creencias, ideas e incluso un nuevo lenguaje, y sobre todo aprendió de ingeniería solar.

“Al inicio al grupo de mujeres peruanas nos chocó muchísimo los cambios que afrontamos. La comida ...