El mercado inmobiliario global ha sido calificado como la mayor burbuja de la historia, y tal vez reviente. ¿Algo puede amortiguarlo? El espacio para oficinas, generador de casi 250.000 millones de dólares (unos 200.000 millones de euros) al año. El boom de este negocio puede evitar el declive económico que promete sufrir el de la vivienda, que pierde fuelle. Se trata de un sector inmobiliario con una tendencia alcista inesperada, y podría llegar a nuestras ciudades.


En busca de espacio

El fin del boom de Internet y el 11-S provocaron la crisis de los alquileres de oficinas. Pero las ciudades más caras del mundo están recuperándose. El precio medio global del espacio para despachos ha sufrido un fuerte crecimiento en los últimos años, y las previsiones de empleo y construcción indican una tendencia alcista. Hong Kong ha experimentado la mayor recuperación: el precio de un metro cuadrado se ha triplicado hasta los 1.660 dólares desde 2003.










 







Países de alquiler


No sólo los centros financieros mundiales sufren un fuerte crecimiento del mercado de oficinas. En 2005, de las 10 ciudades que tuvieron el mayor aumento del precio del alquiler, la mayoría pertenecían a mercados emergentes. La ampliación de plantillas y la escasez de espacio destinado a oficinas hace que algunas ciudades de India, Suráfrica y España sean el Prada de las oficinas.










 







'Boom' global


Los inversores utilizan gráficos que representan ciclos para obtener una instantánea del mercado inmobiliario ...