El emprendimiento tecnológico podría ser la nueva vía de colaboración entre ambos pueblos. Lo que no ha conseguido la diplomacia, ¿podrían lograrlo el emprendimiento y la innovación tecnológica?

 















palestina israel

© Phil_Good - Fotolia.com

 

En el año 2000, después de las fallidas negociaciones de Camp David II, el entonces primer ministro israelí Ehud Barak declaró que “no hay socio fiable para la paz en el lado palestino”. En septiembre del mismo año, tras el fracaso del proceso, estalló la Segunda Intifada trayendo consigo la época más oscura del conflicto entre israelíes y palestinos. Muerto Arafat en 2004, las negociaciones de Sharm el Sheik (2005), Ginebra (2008), Washington (2010) y Jordania (2012) quedaron también en agua de borrajas, siendo los Acuerdos de Oslo los únicos que se han aplicado sobre el terreno,  propiciando ciertos avances que, sin embargo, no han solucionado el conflicto.

Pese al reciente y titánico esfuerzo del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, este enésimo reinicio de las conversaciones sigue impregnado de pesimismo y pocas expectativas. No obstante, hay un movimiento que se presume imparable y que está favoreciendo la colaboración entre ambas partes al margen de la diplomacia: el emprendimiento tecnológico. En este sentido, en su última visita a Israel el pasado mes de marzo, el presidente de EE UU Barack Obama hizo un llamamiento a los emprendedores para buscar una solución creativa para el conflicto y afirmó que a través de la educación florecerá un comercio regional que, como motor de oportunidades, potenciará la prosperidad, una mayor seguridad y una paz duradera.

Independientemente de la dirección que tomen las negociaciones, el mantra actual es dos Estados para dos pueblos -aunque para el veterano politólogo Ian S. Lustick, sea una idea muerta, tal como apuntó en el New York Times-. Por ello, se hace evidente que para formar un Estado, los palestinos necesitan una estructura económica considerable. En consecuencia, el informe del Banco Mundial Towards Economic Sustainability of a Future Palestinian State: Promoting Private Sector-Led Growth (Hacia la sostenibilidad económica de un futuro Estado palestino: promover el crecimiento impulsado por el sector privado) publicado en julio de 2012 señala que los palestinos necesitan una economía más fuerte para construir su Estado.

A este respecto, la multinacional Cisco ha demostrado su compromiso con la construcción de una economía palestina fuerte y dinámica con una inversión en 2008 de 10 millones de dólares (cerca de 8 millones de euros) para outsourcing y formación de empresas emergentes palestinas. Sam Husseini, uno de los coordinadores palestinos de Cisco ha sido claro al decir que "así es como vamos a asegurar el desarrollo de un país".

También Intel y otras empresas están potenciando el sector palestino tecnológico y fomentando la colaboración emprendedora entre israelíes y palestinos de Cisjordania. Se está formando así una unión económica de la que ha hecho bandera el ahora diputado ...