La influencia del dinero corporativo en las cumbres sobre medio ambiente.

 



















AFP/Getty Images

Es fácil ser cínico sobre el tema del dinero en la política. Sabemos que existe pero no siempre es transparente, y resulta complejo seguir los casos específicos. Sin embargo, averiguar las dinámicas relacionadas con la influencia del dinero, compararlas con otras formas de influencia y medir la calidad de la democracia en las instituciones es un ejercicio importante.

La conferencia de la ONU sobre cambio climático COP19, que tuvo lugar en Varsovia en noviembre de 2013, sirve como caso de estudio acerca de la influencia del dinero en las instituciones internacionales. Este año, por primera vez, esta conferencia ha contado con patrocinadores.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) entró en vigor en 1994 y su objetivo es prevenir la interferencia humana peligrosa en el clima. Con presupuestos cada vez más apretados en todas las organizaciones, es comprensible que buscar patrocinadores parezca una respuesta razonable. En el caso del COP19, había 13 patrocinadores y un informe del Corporate Europe Observatory que detallaba esos patrocinadores y otras organizaciones influyentes, entre ellas compañías que tienen intereses económicos que van en contra del objetivo de la Convención.

En una entrevista con Democracy Now! Pascoe Sabido del Corporate Europe Observatory señala que “son las conversaciones sobre el clima más corporativas que hemos tenido... no quiere decir que las anteriores no han tenido una gran influencia de las empresas. Pero lo que difiere en esta ocasión es el nivel de institucionalización, el grado en que el Gobierno polaco, la ONU y la CMNUCC lo han acogido con los ...