Mandan las mujeres, al menos en las universidades de todo el mundo. Durante los últimos veinte años, a medida que crecían las oportunidades para las mujeres en todo el planeta, las estudiantes han pasado de ser una minoría en los campus (en 1988, la media mundial era de 64 mujeres por cada 100 hombres) a constituir la mayoría. Pero, ¿implica el aumento del acceso de la mujer a la educación superior una mayor presencia de ellas en la fuerza laboral remunerada? La experiencia en Estados Unidos no es esperanzadora: hace décadas que las mujeres estadounidenses sobrepasaron en número a los hombres en los campus, pero aún hoy reciben un salario menor y ocupan menos puestos en el Gobierno; aunque la distancia parece estar reduciéndose. La proporción de chicos y chicas en las aulas no se corresponde con la de los consejos de administración. Por ahora, al menos.














Porcentaje de mujeres entre los estudiantes universitarios