El resurgimiento griego

La propietaria de una librería familiar con 108 años de antigüedad, Sofia

Eleftheroudakis, se encarga de preservar la cultura griega y sus referencias.

En una conversación con FP, habla sobre la vuelta de los clásicos,

la ruptura del sistema escolar griego, y de cómo afecta el tiempo a los hábitos

de los lectores europeos.

FOREIGN POLICY. ¿Cuáles son los mejores libros que están leyendo

los griegos?

Sofia Eleftheroudakis. El último que leí fue una traducción

de El baile de Natacha, de Orlando Figes. Si tuviera que recomendar

una obra de algún autor griego que ya haya sido traducido, al menos al inglés,

sería Four Walls (Las cuatro paredes), de Vanghélis Hadziyannidis,

una obra maravillosa que trata sobre el resurgimiento de un negocio dedicado

a la apicultura, que te deja hipnotizada. Ersi Sotiropoulou, Katerina Karizoni

y Nikos Davvetas son algunos de los mejores escritores noveles del país.

FP.

¿Los Juegos Olímpicos de

2004 provocaron la vuelta de

las obras clásicas de Homero,

Sófocles y Eurípides?

S.E. Existe una especie de vuelta

a la literatura clásica [pero]

creo que sólo se debe a que hoy

las traducciones son mejores. A

medida que crecen, muchas

personas, entre las que me

incluyo, ya no estamos tan interesados

en la literatura de ficción.

Nos inclinamos más hacia

la ciencia popular, la historia, la

política, además de los clásicos.

FP. ¿Existe algún autor griego

que tenga el mérito de despertar

el interés de la gente por la

lectura?

S.E. Mara Meimaridou fue una superventas en Grecia. En un

año, su libro Las brujas de Esmirna vendió más de 120.000 ejemplares,

una cantidad muy, muy alta. Esmirna era una ciudad griega de Turquía, mejor

dicho, era una antigua ciudad griega. Muchos griegos vivían allí en 1922, cuando

tuvieron que exiliarse. La ...