¿Cree que Moscú es la gran vencedora en Georgia? Están equivocados: el experto en la región y veterano de la CIA Paul Goble explica por qué Rusia ha tirado piedras contra su propio tejado al reconocer a Osetia del Sur y Abjasia y cómo los nuevos ricos rusos pueden ser los que saquen al Kremlin del apuro.

 

Foreign Policy: Existe todavía mucha discusión sobre quién empezó la guerra. Rusia, por supuesto, asegura que fue Georgia y Tbilisi dice que la provocación fueron los bombardeos desde Osetia del Sur. Muchos otros creen que Georgia ha caído en una trampa planeada desde hacía mucho por los rusos. ¿Qué opina usted? ¿Qué cree que provocó este conflicto?

Paul Goble: Hay dos preguntas diferentes: qué provocó esta guerra y qué la causó. Tras la cumbre de la OTAN en Bucarest, en la que Estados Unidos indicó que iba a presionar para que se incluyera a Georgia en la OTAN, el Gobierno ruso, como dejó claro Putin en aquel momento, se indignó tanto que Moscú empezó a hacer planes para emplear la fuerza en un momento dado. Creo que [el presidente georgiano Mijail] Saakashvili dio a Rusia la excusa para utilizar dicha fuerza. Si no hubiera actuado como lo hizo, a Moscú le habría resultado mucho más difícil justificar que actuaba dentro de los límites de su mandato [de paz].















VIKTOR DRACHEV/AFP/Getty Images
¿Orgullo insensato? Los surosetios celebran que Rusia ha reconocido su independencia.

Sin embargo, una vez que el Gobierno ruso traspasó las fronteras de Osetia del Sur y Abjasia y entró en zonas de Georgia que nunca habían estado en disputa, la situación se convirtió en un acto de agresión por parte de Kremlin, aunque el detonante fuera un desgraciado error de cálculo de Tbilisi.

FP: El presidente ruso, Dmitri Medvédev, escribió en el Financial Times que decidió reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur porque “a algunas naciones les resulta imposible vivir bajo la tutela de otra” y porque no podía “decir a los abjasios y a los surosetios... que lo que valía para los albanokosovares no valía para ellos”. ¿Qué le parece este argumento?

PG: Los esfuerzos de Moscú para culpar a Occidente y a la actuación de la OTAN cuando reconoció Kosovo no han obtenido tanto resultado como esperaba Moscú, pero el Gobierno ruso sigue haciéndolos. Es significativo el hecho de que los serbios se sienten muy molestos, porque Rusia está haciendo en Georgia exactamente lo que denunció en Kosovo.

El comentario de Medvédev también vale para otros lugares. El país de Eurasia que tiene más habitantes a los que les gustaría ser independiente no es Georgia, sino la Federación Rusa. Como dijo un checheno en una frase que vi citada el otro día: “¿Es que somos peores que los abjasios?” Por tanto, el presidente ruso ha desenfundado una espada de ...