¿Por qué algunos Estados triunfan mientras otros luchan por salir adelante? Eso es lo que el premio Nobel de Economía Michael Spence y la Comisión sobre Crecimiento y Desarrollo pretenden descubrir en su estudio sobre las 13 economías del mundo que más rápidamente crecen.

 

Foreign Policy: Como es natural, usted lleva mucho tiempo estudiando los temas de desarrollo. ¿Ha habido algo que le sorprendiera cuando hizo su investigación con la comisión?











¿Dónde está la clave del crecimiento? El único secreto del desarrollo económico, dice Spence, es que no hay secretos.




Michael Spence: Me sorprendieron dos cosas. Una, lo importante que es la economía globalizada para los países en vías de desarrollo tanto desde el punto de vista de la demanda -es decir, el tamaño del mercado y la capacidad de ampliarlo una vez lograda una posición de costes- como desde el punto de vista de la importación de tecnología o conocimiento. Pero la mayor sorpresa fue lo importante que es el liderazgo político en los países en desarrollo que están experimentando un gran crecimiento constante. Se necesita un gran esfuerzo por construir consensos y escoger el modelo adecuado, lograr que todo el mundo se sume, llegar a acuerdos con los interlocutores como trabajadores y empresarios, y emplear un enfoque pragmático persistente que cuenta con un conocimiento imperfecto de cómo va a responder la economía a las decisiones políticas. Empecé pensando que era un tema que tenía que ver sobre todo con la economía y he acabado viendo que eso es la mitad del asunto, pero la otra mitad es, en realidad, muy política.

FP: ¿Ha podido descubrir algún secreto que favorezca el crecimiento entre los Estados ...