El secretario de defensa de EE UU, Robert Gates, cuenta a FP cuándo abandonará el Pentágono y cómo marcha la guerra en Afganistán.

 

En una entrevista exclusiva, Robert Gates, el primer secretario de Defensa estadounidense que ha trabajado a las órdenes de un presidente republicano y de otro demócrata, asegura a Fred Kaplan, periodista y escritor especializado en asuntos militares, que espera dejar el cargo el año que viene, tal vez en enero [de 2011], pero con seguridad a finales de 2011. “Sería un error esperar hasta enero de 2012”, dice. “Éste no es el tipo de trabajo que uno quiere asumir a comienzos de un año electoral”.












AFP/Getty Images

Fred Kaplan: Tal vez recuerde la última vez que estuve aquí, a finales de 2007. Usted tenía uno de esos cronómetros de cuenta regresiva. Y en aquel momento le pregunté, le dije: “¿Sabe?  Hay algunas personas en [Capitol] Hill [el Congreso de EE UU] que querrían que usted se quedara toda la próxima legislatura, dure lo que dure”. Y su respuesta fue muy citada. Usted dijo: “Bueno, nunca digas nunca jamás, pero las circunstancias que tendrían que darse para que eso ocurra son inconcebibles para mí”.  “Inconcebible” es una palabra bastante rotunda. ¿Qué pasó? ¿Por qué está usted... aquí? ¿Por qué se quedó?

Robert Gates: Una vez que empezó a rumorearse que me iban a pedir que me quedara, ganara quien ganase, confieso que comencé lo que acabó siendo una operación encubierta de ocho o nueve meses de duración. Y consistió en intentar decir alto y claro que no quería quedarme para que nadie me lo pidiera.

FK: (Risas) Bueno, “inconcebible” iba bastante en ese sentido. ...