He aquí los países con más casos de rechazo hacia nacionales chinos.


Los recientes ataques contra empresas chinas en Vietnam, derivados de una disputa territorial en el Mar de China entre Pekín y Hanói, ha sido uno de los conflictos diplomáticos más graves a los que se han enfrentado las autoridades de Pekín en los últimos tiempos. La deseada ascensión pacífica  a nivel internacional de China está teniendo que hacer frente a diversas tensiones en otros países en los que tiene una presencia destacada.


Myanmar


A mediados del pasado mayo, los habitantes de un pueblo en el noreste de Myanmar (antigua Birmania) secuestraron a dos mineros chinos y a un birmano que trabajaban en una de las mayores minas de cobre del país. Los tres fueron liberados días más tarde. Al parecer, tras haber sido golpeados y amenazados de muerte si no dejaban de trabajar en la mina. Las poblaciones que rodean el yacimiento minero llevan meses protestando contra la explotación minera, propiedad de capital chino y del Ejército birmano. Los habitantes de la zona han visto cómo les expropiaban las tierras y cómo sus protestas han sidoreprimidas –en ocasiones fuertemente– por las fuerzas del orden.


Desde hace años, en diversos puntos de Myanmar se han producido protestas contra proyectos en los que está implicado capital chino: construcción de gaseoductos y oleoductos, presas hidroeléctricas, explotaciones madereras, etcétera. Las quejas de la población local, amplificadas por algunas ONG, son casi siempre las mismas: expropiaciones de tierras, impacto medioambiental y escasa disposición al diálogo de las autoridades birmanas.


Uno de los mega proyectos chinos más relevantes en Birmania, la presa hidroeléctrica del río Irrawaddy, que implicó el desplazamiento de miles de habitantes locales, fue paralizado por el Gobierno en 2011. Un trabajador chino había muerto en ...