Desde Bulgaria hasta Nueva York, he aquí cinco centrales nucleares que debemos vigilar.

AFP/Getty Images

País: Bulgaria

Central: Kozloduy

Cuando el Departamento de Energía de Estados Unidos clasificó las centrales nucleares más peligrosas en el antiguo bloque soviético, en un informe secreto de 1995, entre los 10 primeros puestos incluyó dos reactores del complejo de Kozlodyu, en Bulgaria. El riesgo que suponía la anticuada tecnología soviética de la planta se agravaba aún más por la situación desesperada del país: “Los apagones intermitentes, sobre todo en los meses de invierno, son habituales en Bulgaria desde 1984”, escribieron los autores del informe. “Es frecuente que por cada tres horas con luz haya una sin. El resultado es una enorme presión para que Kozdoluy siga funcionando a pesar de los riesgos”.En 2004 se cerraron los dos reactores menos fiables, y estaba previsto arrinconar dos de los otros cuatro como condición de la entrada de Bulgaria en la Unión Europea, para gran descontento de los habitantes. (Lituania, cuyos reactores de la era soviética también figuraban en la lista peligrosa del Departamento de Energía, tuvo que hacer concesiones similares.) El presidente Georgi Parvanov pidió a los europeos que lo reconsiderasen después de que la disputa del gas natural entre Rusia y Ucrania, a principios de 2009, cortase la importación de gas de su país en pleno invierno, pero no logró convencerlos. Por consiguiente, en vez de reabrir los viejos reactores, Bulgaria está construyendo otros nuevos -y aparentemente más seguros- en el mismo complejo con ayuda de la empresa rusa de energía atómica Rosatom; el inicio de las obras del primero está programado para septiembre, y, a pesar de Fukushima, no está previsto replantearse la construcción de la planta.

Wikipedia

País: Turquía

Central: Akkuyu

La situación de Turquía, encima de la falla del norte de Anatolia, ...