Un palestino sentado cerca de la orilla del mar Mediterráneo durante el tiempo de lluvia en el campo de refugiados de Dair Al-Balah, en el centro de Gaza. (Majdi Fathi/NurPhoto via Getty Images)


¿Cómo podría refundar la UE la relación euromediterránea? He aquí algunas ideas.

El año 2021 ha estado repleto de aniversarios. Por un lado, el del Proceso de Barcelona, que hace 25 años fue el punto de inicio de tres instrumentos lanzados por la Unión Europea para la región: la Asociación Euromediterránea, la Política de Vecindad y la Unión por el Mediterráneo, acompañando así las políticas exteriores de los Estados miembro. También se  ha producido una década desde el inicio de las llamadas Primaveras Árabes que transformaron el Mediterráneo, primero con los deseos de cambio político y económico de los pueblos árabes y después con la durísima represión de ese anhelo, con guerras y caos. La UE intentó adaptar su política exterior a la región, más cercana en el discurso a las demandas de la población, pero más centrada en la práctica en la seguridad, la estabilidad y los intercambios comerciales desiguales y extractivos.

Por este motivo, hemos organizado una serie de seminarios enfocados a pensar “Una nueva agenda para el Mediterráneo”. Lo hicimos en común, poniendo en conversación a personalidades de la academia, de la sociedad civil, miembros del Parlamento Europeo y representantes de partidos políticos y sindicatos. Especialistas que han aportado su análisis sobre lo que ocurre en la Vecindad Sur de la Unión Europea, y con los que hemos podido discutir sobre las claves para trazar una hoja de ruta para las dos orillas del Mediterráneo.

También organizamos este ciclo pensando en el presente: en la nueva agenda para la Vecindad Sur presentada en febrero de 2021 por ...