grafiti_EEUU_Mexico_portada
Grafiti en una de las vallas de la frontera entre México y Estados Unidos, Tijuana, 2018. Mario Tama/Getty Images

Esta novela de dolor y esperanza sobre los hombres, mujeres y niños que emprenden un largo y peligroso viaje para cruzar la frontera entre México y Estados Unidos huyendo de la violencia, se ha convertido ya en la obra más polémica de lo que llevamos de 2020.

Tierra Americana

Jeanine Cummins

S.A Ediciones B, 2020

El narcotráfico demuestra una y otra vez que sabe sacar partido tanto de las oportunidades, llámese globalización, como de las crisis. Lo último: hace solo unos días el cártel de Golfo tiraba de estrategia de relaciones públicas y repartía comida durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus en los barrios más pobres en Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas, México. Alimentos a cambio de silencio, aprovechando los vacíos que deja el Estado. Una prueba más de la variedad de tácticas del negocio de la droga.

A lo largo de las últimas décadas, los tentáculos del narcotráfico en México han sido abordados a través de reportajes de investigación, informes de instituciones y ONG, documentales y, por supuesto, también por medio de la ficción. Todos ellos tienen algo en común: datos escalofriantes y el retrato de un escenario de violencia, corrupción e impunidad. La novela American Dirt (traducida al español como Tierra Americana), de la escritora estadounidense Jeanine Cummins, se sitúa en ese contexto al narrar el calvario de una mujer que huye con su hijo de 8 años de la violencia de un cártel mexicano (de nombre inventado) camino al Norte, Estados Unidos.

La acción de la obra comienza en la turística ciudad de Acapulco, en el estado de Guerrero, que ocupa, por cierto, el segundo puesto en el ranking de los estados más ...