Una mujer trabaja en una plantación de puerros, zanahoria y maíz en Haití. Hector Retamal/AFP/Getty Images
Una mujer trabaja en una plantación de puerros, zanahoria y maíz en Haití. Hector Retamal/AFP/Getty Images

Ciclones tropicales, inundaciones, sequías y oleadas de calor son algunos de los riesgos derivados del cambio climático a los que se enfrenta la región. A medida que este avanza, se estima que la incidencia de estos fenómenos será aún mayor en las próximas décadas.

Para calcular el impacto que tendrá el cambio climático en la región, el Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático (IVCC) desarrollado por CAF, evalúa el riesgo de exposición a fenómenos extremos, el grado de sensibilidad humana a esa exposición y la capacidad de cada país para adaptarse y frenar los impactos potenciales del cambio climático. La escala de estos índices -exposición, sensibilidad, capacidad adaptativa- va de 0-10, siendo 0 el nivel de mayor riesgo y 10 el menor.

 

Exposición al cambio climático

Algunos países dependen de actividades económicas mucho más expuestas a derivados de cambios del clima, por lo que la vulnerabilidad depende de cada uno. Estos países no cuentan con la capacidad de cambiar su estructura productiva a corto plazo, trasladando estos riesgos a toda la economía. Es el caso de la región de América Central y cada vez más, de América del Sur, donde su abundancia de recursos naturales no se libra de los peligros de la exposición al cambio climático.

Aplicando el análisis de vulnerabilidad climática explicado anteriormente, se han hecho hallazgos importantes en toda la región. Entre ellos, que más del 50% de la población de América Latina y Caribe vive en países con riesgos altos o extremos de vulnerabilidad al cambio climático. Además, se prevé que la población de zonas urbanas con riesgos altos crezca significativamente en los próximos años, agravando el problema.

Los países con mayores dificultades de la región, generan cerca de ...