¿Cómo puede el mundo enseñarle a Robert Mugabe el camino de salida? Paul Wolfowitz, ex presidente del Banco Mundial y antiguo vicesecretario de Defensa de EE UU, cuenta a FP que el secreto para expulsar al presidente de Zimbabue es mostrarle a su pueblo que estaría mucho mejor sin él.

Foreign Policy: Propone en el periódico The Wall Street Journal que algún país debería ofrecer a Robert Mugabe una “jubilación segura y confortable si se marcha sin más violencia”. ¿Cree que el hecho de que hoy sean más frecuentes los juicios internacionales en materia de derechos humanos está haciendo más difícil negociar con un tipo como Mugabe porque podría temer las consecuencias de dimitir?

Paul Wolfowitz: No he visto ninguna prueba de eso. De igual manera, se podría argumentar que les animaría a hacer un trato cuando piensan que pueden lograr uno. No hay una única respuesta en estas situaciones, pero no es malo que estos personajes puedan tener que hacer frente a la justicia.

Punto de inflexión: Paul Wolfowitz cree que el mundo debe mostrar a los habitantes de Zimbabue que es posible un futuro mejor. Foto: cortesía del Banco Mundial.


Uno de los casos más complicados es el de Charles Taylor en Liberia, porque se le ofreció exactamente ese tipo de acuerdo para abandonar su país e irse a Nigeria. Y creo que eso fue bueno. Pero lo que hizo una vez que llegó allí fue terrible, porque siguió usando las comunicaciones y probablemente dinero para continuar agitando los problemas en Liberia, de manera que en última instancia los nigerianos le entregaron a los tribunales. Si tuviera que ser muy explícito, diría que cualquier trato que se haga con Mugabe tiene que garantizar que no va a interferir más en ...