Un detenido sospechoso de desarrollar propaganda de Daesh a través de Internet con el fin de reclutar a mujeres jóvenes, Melilla, 2015. Angela Ríos/AFP/Getty Images
Un sospechoso de divulgar propaganda de Daesh a través de Internet con el fin de reclutar a mujeres jóvenes, Melilla, 2015. Angela Ríos/AFP/Getty Images

¿Por qué el norte de Marruecos se ha convertido en un territorio fértil para la radicalización?

Abdelhamid Abaaoud, el líder de la célula terrorista que atentó en París, había nacido en Bélgica en el seno de una familia de origen marroquí. Perfiles similares tenían los otros miembros del comando terrorista. En la última operación antiterrorista desarrollada en España se desarticuló una célula integrada por tres ciudadanos de origen marroquí acusados de formar parte de un grupo vinculado a Daesh. ¿Qué similitudes tienen estos detenidos en Madrid con los terroristas de París, con el yihadista que asaltó el tren Thalys, Ayoub El Khazzani, o con los hermanos Kouachi, autores del atentado del semanario Charlie Hebdo? Al igual que ellos son jóvenes, de origen norteafricano y residentes en Europa.

El norte de África no ha permanecido ajeno a la desintegración política de Siria e Irak. En el Magreb, como apunta un miembro de las fuerzas de seguridad, “la influencia de la declaración del califato por parte del Estado Islámico (EI) ha sido notabilísima, tanto en los procesos de radicalización como en la formación de futuros yihadistas”. Los expertos consideran que en la actualidad luchar con Daesh es más atrayente que hacerlo con algunas de las extensiones territoriales de Al Qaeda como AQMI. La explicación la reflejaun analista al señalar que “lo más atractivo es el éxito y el que actualmente pone el éxito encima de la mesa es el Estado Islámico. Al Qaeda puede ofrecer atentados pero Daesh materializa el éxito de manera más realista porque llega a controlar territorios y está al lado de la capital del califato, Damasco”. La amenaza, como ha sucedido en París, ...