Gilles Kepel, experto en Oriente Medio y terrorismo, explica a FP por qué los ataques racistas de Al Qaeda contra Barack Obama anuncian la muerte de la yihad.

Hace unos días, el número dos de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, hizo público un provocador vídeo en el que comentaba la elección de Barack Obama. “Naciste de padre musulmán, pero has preferido alinearte en las filas de los enemigos de los musulmanes”, le dijo Al Zawahiri al presidente electo de Estados Unidos. Llama a Obama abid al beit, que significa esclavo doméstico, y le condena por ser un “típico” político estadounidense a sueldo del lobby sionista.











¿Desesperado? Gilles Kepel piensa que el número dos de Al Qaeda empieza a estar desconectado de la realidad.




Para descifrar las palabras de este líder terrorista, FP ha hablado con el analista francés Gilles Kepel, director de los Estudios sobre Oriente Medio en el Instituto de Estudios Políticos de París. Kepel lleva años siguiendo con detalle las declaraciones de Al Zawahiri. En su libro más reciente Beyond Terror and Martyrdom: The Future of the Middle East, identifica dos relatos igualmente histriónicos pero opuestos: la guerra contra el terror de los neoconservadores [estadounidenses] y el mito yihadista del martirio. Según Kepel, ambos han fracasado de forma miserable.

Foreign Policy: ¿Cree que el reciente vídeo emitido por Al Zawahiri es significativo?

Gilles Kepel: Es muy importante, porque [Al Qaeda] creía que el 11-S sería un medio para movilizar a las masas musulmanas contra Occidente y derrocar los regímenes [de Oriente Medio]. Y, sin embargo, fueron totalmente incapaces de hacerlo.

He estado siguiendo las declaraciones de Al Zawahiri entre el quinto y ...