馃弳  Megan Lutch Riveiro馃弳

Grado en Derecho

Ganadora de la UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA, en la categor铆a Contrarrestando la desinformaci贸n rusa禄 con su proyecto 芦Contrarrestando la desinformaci贸n禄 que puede leer aqu铆:

Se trata de una propuesta para afrontar la grave amenaza que supone la desinformaci贸n. Se podr铆a dividir en tres partes. La primera hace una breve explicaci贸n de lo que es la desinformaci贸n y la influencia de los medios de comunicaci贸n sobre la sociedad. La segunda parte trata el uso de la desinformaci贸n como arma para desestabilizar pa铆ses soberanos y valora la falta de transparencia y el control sobre los medios de comunicaci贸n. Y, por 煤ltimo, se propone combatir esta amenaza por medio de la transparencia y heterogeneidad, prevaleciendo los principios constitucionales y democr谩ticos que rigen los estados de derecho. 

La libertad de opini贸n e informaci贸n es uno de los pilares fundamentales que sustentan las democracias occidentales1, estableciendo la censura como inaceptable en los actuales estado de derecho. No obstante, la amenaza que presenta la desinformaci贸n 鈥攅special presencia de las 鈥fake news鈥濃, con la finalidad de desestabilizar pa铆ses y manipular a sus ciudadanos, no puede ser igno- rada ni tampoco subestimada.

Conviene recordar que el uso de noticias e informaci贸n falsa, sesgada o tendenciosa 鈥攁 continuaci贸n se usar谩 el t茅rmino desinformaci贸n鈥, es tan antiguo como los mismos medios de comunicaci贸n. El uso de fuentes con aparentefiabilidad para asentar una narrativa como relato veraz, aunque esta no se corresponda con la realidad, no es novedoso.

El control sobre el relato es esencial para el mantenimiento de cualquier r茅gimen, autoritario o democr谩tico, como se ver谩 a continuaci贸n. Posiblemente el pin谩culo de la desinformaci贸n ser铆a concurrente con el alem谩n Joseph Goebbles, ministro de propaganda del Tercer Reich, y por el estadounidense William Hearst2, cuya demonizaci贸n de aquello al otro lado de la cortina de acero fue decisiva para asentar la opini贸n p煤blica y pol铆tica anticomunista del pa铆s durante el McCartismo3.

Por lo tanto, no es exagerado afirmar que el control sobre la opini贸n p煤blica otorga el poder para dominar las esferas m谩s relevantes de la sociedad, como la pol铆tica o la econ贸mica. De ah铆 el inter茅s por controlar los medios decomunicaci贸n.

Actualmente la desinformaci贸n es un arma empleada para atacar la soberan铆a de otros pa铆ses con el objetivo de desestabilizarlos. Se podr铆a decir que la propaganda que atiende a intereses extranjeros es actualmente uno de los mayores riesgos para las democracias occidentales; contrarrestar esta amenaza debe ser una prioridad para este bloque de pa铆ses.

Identificar quien est谩 detr谩s ayuda a conocer su finalidad. Entender la motivaci贸n de la difusi贸n de dicha desinformaci贸n 鈥攕ea tendenciosa, sesgada, incierta, falsa, etc.鈥 puede ayudar a reconocerla y contrarrestarla. La transparencia es clave para conocer el inter茅s detr谩s de la publicaci贸n, es esencial identificar qui茅n escribe y qui茅n financia.

Entendida la magnitud de la influencia que tienen los medios de comunicaci贸n sobre la socie- dad, cabe indagar sobre el control de estos4, fundamentalmente su financiaci贸n.

La financiaci贸n proviene mayoritariamente de la propiedad, publicidad y subvenciones. Hay medios p煤blicos con financiaci贸n estatal (RTVE, BBC, PBS鈥), pero la mayor铆a son entes privados. Sin embargo, no solo es importante ver a quien pertenecen5, sino ver cu谩nto de su financiaci贸n procede de publicidad y a qui茅n publicitan. Por un lado, la propiedad de estos est谩 muy concentrada en pocos pero grandes conglomerados, fomentando el control y homogeneidad de la informaci贸n ofertada 鈥攇enerando un cat谩logo poco heterog茅neo y con dif铆cil acceso a fuentes y opiniones diversas, generando desconfianza y b煤squeda de medios alternativos, m谩s o menos fiables鈥. Por otro lado, en la publicidad destacan grandes empresas y alguna p煤blica6. Es particular el caso de los bancos, aparecen tanto en la propiedad como en la publicidad, siendo fundamentales en ambas v铆as de financiaci贸n7.

En definitiva, para valorar la calidad, independencia y credibilidad de la informaci贸n es necesario conocer las fuentes de financiaci贸n y los intereses del medio de comunicaci贸n.

Una vez determinado el problema, la desinformaci贸n, y su finalidad, manipular la opini贸n p煤blica, hay que buscar c贸mo combatirlo. Entendiendo que esta lucha no debe hacerse sacrificando los valores y principios constitucionales de los estados de derecho, pese a la tendencia contraria reciente8.

En EEUU existe un registro denominado FARA9, dise帽ado para controlar agentes que consi- deran que obedecena intereses de gobiernos extranjeros que pongan en peligro la estabilidad del pa铆s. Al registrarse se revela la relaci贸n con otros pa铆ses, actividad y financiaci贸n. La idea es que sin censurar ni limitar los derechos reconocidos en el marco normativo del pa铆s, gobierno y ciudadan铆a est茅n informados sobre la identidad de estos agentes, que podr谩n seguir desarrollando su actividad (prevaleciendo sus derechos) con transparencia.

En conclusi贸n, es de vital importancia crear un espacio de libre difusi贸n de informaci贸n completamente transparente, permitiendo la consulta de fuentes y opiniones diversas y facilitando herramientas para posibilitar diferenciar la desinformaci贸n de informaci贸n veraz. Fomentando y confiando en que la ciudadan铆a forme su opini贸npropia y libre.

La idea de combatir la desinformaci贸n con transparencia y heterogeneidad necesita de un sistema de acceso p煤blico que permita consultar la procedencia, propiedad, financiaci贸n y vinculaci贸n con organizaciones gubernamentales y ONGs.

Es por ello que se propone la creaci贸n de un organismo supranacional, de naturaleza imparcial y apol铆tica10, que recopile y publique esta informaci贸n, adem谩s de realizar cierta labor pedag贸gica para favorecer el adecuadocuestionamiento y entendimiento de la informaci贸n o desinformaci贸n. El registro en 茅ste podr铆a ser obligatorio para desarrollar la actividad en determinados pa铆ses o ser un mero reconocimiento p煤blico de credibilidad y prestigio a los medios en funci贸n de su transparencia, elaborando una especie de rating u otorgando un sello de calidad.

 

Bibliograf铆a

  1. Principio rector de los estados de derecho actuales, representado en el art铆culo 20 de la Constituci贸n Espa帽ola y el 11 de la Cartade Derechos fundamentales de la UE: https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1978- 31229#a20 yhttps://www.europarl.europa.eu/charter/pdf/text_es.pdf)
  2. William Hearst fue uno de los m谩s influyentes propietarios de medios de comunicaci贸n, desde finales del siglo XIX hasta el comienzo de la Guerra Fr铆a. Su prensa era caracterizada por ser amarillista y tendenciosa, muy criticada por manipular en sus coberturas, como las del Holomodor o de la Guerra hispano-estadounidense. Su enorme influencia es reconocida hasta por organismos gubernamentales norteamericanos, que especulan sobre su importancia como factor para el inicio de la guerra en Cuba: https://history.state.gov/milesto-nes/1866-1898/yellow-journalism
  3. McCartismo o McCarthyism, periodo entre finales de la d茅cada de los 40 y principios de los 50, en el cual el senador JosephMcCarthy estableci贸 https://www.britannica.com/topic/McCarthyism
  4. En Espa帽a hay pocos pero grandes conglomerados que controlan el sector, como pueden ser el grupo PRISA, Planeta, Vocento, Mediaset o God贸, entre estos y los bancos est谩 la propiedad de la mayor铆a de medios rele- vantes del pa铆s. https://revistaelobservador.com/sociedad/comunicacion/6618-un-grafico-espectacular-para- conocer-quienes-son-los-duenos-de-los-medios-de-comunicacion-en-espana
  5. 鈥淪eis grupos controlan el 70% del negocio global鈥 https://opcions.org/es/consumo/grandes-medios-comuni- cacion/
  6. Entre los ingresos de publicidad entre los medios espa帽oles destacan empresas del IBEX 35, bancos y empresas automovil铆sticas, estableci茅ndose estos como grandes fuentes de financiaci贸n de los medios, influyendo esto en su labor    de        informar           https://d500.epimg.net/descarga-bles/2019/11/12/f1e60b868123fe483748e83e327c6a01.png
  7. Los bancos son actualmente medio de financiaci贸n clave de los grandes medios de comunicaci贸n, siendo a su vez propietarios y anunciantes https://lamarea.com/2019/07/18/cuanto-mandan-los-bancos-en-los- medios/
  8. Veto de la UE a RT y Sputnik bajo acusaci贸n de ser propaganda del Kremlin, https://www.europapress.es/in- ternacional/noticia-ue-suspende-emisiones-sputnik-rt-europa-alegando-son-instrumentos-desinformacion- html
  9. Foreign Agents Registration Act, es un organismo dependiente del Departamento de Justicia de los EEUU, exige a personas o entidades con capacidad y actividad pol铆tica o activista a ser registradas para continuar con su https://www.justice.gov/nsd-fara
  10. Un posible problema que tienen estos registros es su uso politizado y no objetivo, para evitar eso se considera adecuado que el ente sea supranacional, independiente, imparcial y apol铆tico. Un ejemplo del uso politizado que se pretende evitar, en caso delFARA podr铆a ser la inclusi贸n de organizaciones a favor del Estado Palestino y no as铆 hom贸logos Sionistas o a favor del Estado de Israel, que pese a cumplir los requisitos para ser consi- derados foreign agents no han sido nunca registrados ni padecen consecuencias por ello: https://www.is- org/zoa/

 

Para volver a la p谩gina principal pincha aqu铆.

 

El concurso 鈥淒efensa y Yo鈥 es organizado por esglobal con la colaboraci贸n de la Embajada de Estados Unidos en Espa帽a. 
Cambio clim谩tico: una amenaza creciente para la seguridad global

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Un posible problema que tienen estos registros es su uso politizado y no objetivo, para evitar eso se considera adecuado que el ente sea supranacional, independiente, imparcial y apol铆tico. Un ejemplo del uso politizado que se pretende evitar, en caso delFARA podr铆a ser la inclusi贸n de organizaciones a favor del Estado Palestino y no as铆 hom贸logos Sionistas o a favor del Estado de Israel, que pese a cumplir los requisitos para ser consi- derados foreign agents no han sido nunca registrados ni padecen consecuencias por ello: https://www.is- org/zoa/