De Bagdad a Islamabad, los periódicos están llenos de noticias deprimentes. Sin embargo, detrás de tal maraña de catástrofes, aún hay cosas por las que dar las gracias estas Navidades.

AFP/Gettyimages
AFP/Gettyimages

Su avión no va a estrellarse

Los hechos: 2006 fue el año más seguro en lo que a transporte aéreo se refiere.

Las estadísticas: el año pasado hubo sólo 77 accidentes importantes de aviones comerciales en el mundo, la cifra más baja jamás registrada, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. De ellos, sólo 20 causaron muertos (885). Esta es una cifra muy buena, si se tiene en cuenta que el año pasado volaron 2.100 millones de pasajeros.

Las causas: mejores medidas de seguridad. La industria de la aviación ha llevado a cabo una serie de mejoras en cuanto a señalizaciones, preparación de la tripulación, mantenimiento de los aviones y actualización de los equipos de control aéreo, entre otros aspectos. Los propios aparatos son más seguros. De hecho, los motores están tan bien construidos que los pilotos pueden no tener ni un sólo problema con ellos en toda su carrera, y, además, los cuadros de mandos de la cabina permiten volar sin problemas incluso cuando no hay visibilidad. “Estamos en la edad de oro, en el período más seguro de la historia del mundo”, explicó en un reciente discurso Marion Blakey, administrador de la Autoridad Federal de Aviación de EE UU hasta septiembre de 2007. En otras palabras, el cielo nunca había sido más protector.

Ahora mueren menos niños en el mundo 

Los hechos: los índices de mortalidad infantil son más bajos que nunca (aunque aún escandalosamente altos).

Las estadísticas: en 2006 fallecieron 9,7 millones de niños menores de cinco años. Por primera vez, la cifra cayó por debajo de 10 millones. Los avances no se limitan a un ...