No son las piñas coladas. La evolución se ha visto superada por los modos de vida occidentales.


AFP/Gettyimages

 

Un reciente estudio publicado en la revista médica británica The Lancet decía que los índices de obesidad han aumentado de forma significativa en todo el mundo en las tres últimas décadas. Y el mayor aumento, con gran diferencia, se ha producido en las islas del Pacífico. En el país con más proporción de gordos del planeta –Nauru-, el índice medio de masa corporal (IMC) es hoy nada menos que 35,03 en las mujeres y 33,85 en los hombres (se considera que por encima de 30 es obesidad). Las Islas Cook, Tonga, Samoa, la Polinesia francesa y Palau no quedan muy atrás. Varias islas del Caribe -Bermuda, Puerto Rico y St. Kitts y Nevis- también están en la categoría de los obesos. De los 13 países con IMC medios superiores a 30, los únicos que no son islas son Kuwait y Egipto (donde sólo las féminas superan el 30 de IMC), aunque Estados Unidos, con un IMC de 28,33 para las mujeres y de 28,46 para los hombres, se aproxima mucho. ¿Por qué hay tanta obesidad en las islas?

La respuesta es una combinación de factores que incluye la dieta, la forma de vida y la cultura; pero la mayor culpable es la globalización. Hasta la mitad del siglo XX, las islas del Pacífico, en su mayoría, eran sociedades tradicionales, que vivían de la agricultura y la pesca. La llegada de los ejércitos de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña durante las campañas del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial provocó una transformación monumental, con la apertura de esos países al mundo. La industrialización a gran escala de las islas del Pacífico no ...