En ‘Depende: Bush y su legado’ (FP edición española, octubre/noviembre de 2008), David Frum recoge algunos puntos interesantes, pero la mayoría de sus argumentos están por demostrar o sólo logran defender a George W. Bush cargando de forma implícita contra el establishment de seguridad en general.

Respecto a Irak, Frum se expresa siempre en futuro: Estados Unidos habrá logrado “esto” y los vecinos de Irak quedarán “así”. Todavía es pronto para saber qué pasará si Washington retira la mayor parte de sus tropas.

Lo que sí sabemos es que la invasión no ha cumplido las grandiosas promesas de quienes estaban a favor, incluido Frum, desde la paz entre israelíes y palestinos hasta la democratización de Irán y Siria.

En cuanto al terrorismo, Frum señala con razón que no se han producido nuevos atentados en suelo estadounidense. Pero es muy probable que sea porque, gracias a las medidas defensivas de seguridad adoptadas con relativa eficacia, esos ataques nunca se fuesen a materializar (...).

Lo que sí sabemos es que decenas, y posiblemente centenares de miles de iraquíes, han muerto por la guerra civil y el terrorismo desencadenados con la invasión; que se está produciendo una escalada del extremismo en un país tan vital como Pakistán; y que los cerebros del 11-S, Osama bin Laden y Ayman al Zawahiri, siguen sueltos y pueden planificar más atentados.

Y, además, ¿de qué sirve en realidad la alianza con India, dada su oposición a la estrategia de Estados Unidos en toda una serie de temas, incluyendo las relaciones con Irán? ¿Qué valor tiene la alianza con Europa, vista la falta de ayuda militar real del continente en Afganistán? ¿Qué han sido capaces de hacer Estados Unidos y Europa para frenar el programa nuclear de Irán? ¿En qué ha consistido la estrategia de la Administración Bush respecto a Rusia, sino en una combinación de apoyo imprudente a Georgia y de incapacidad para defender a ese país? ¿Qué ha sido de la Hoja de Ruta para alcanzar la paz en Oriente Medio? El hecho de que en Estados Unidos no se esté dando una respuesta enérgica a estas cuestiones no permite defender a la Administración Bush (...).

  • Anatol Lieven

    Profesor del King’s College y miembro de la New America Foundation

    Londres, Reino Unido

 

David Frum responde:

Sin duda Anatol Lieven (...) tiene razón en cuanto a que algunos de mis argumentos en defensa de la política exterior de Bush son condicionales. Muchos dependerán de los acontecimientos futuros: de si Irak sigue caminando hacia la paz y de si las relaciones entre Estados Unidos e India maduran y desembocan en una auténtica asociación. Al mismo tiempo, muchas de sus críticas también son condicionales. Por ejemplo, la suposición de que se pueden haber prevenido más atentados terroristas con “medidas defensivas de seguridad adoptadas con relativa eficacia” (...). Muchas de las más duras críticas a la presidencia de Bush ya han sido desacreditadas por los acontecimientos. A menudo, el tono de esas críticas ha sido extremadamente partidista y ...