Los datos sobre la delincuencia internacional siempre son escalofriantes pero no nos dejan una impresión realista de lo que ocurre verdaderamente en las sombras hasta que hablamos del precio de las armas o los estupefacientes como los criminales lo harían, es decir, como si fuesen manzanas, coches o batidoras. En este análisis recogemos cifras como el coste medio de los tres principales tipos de esclavos que existen en el mundo y la rentabilidad que ofrecen a sus dueños, el impacto de la crisis en el precio de las drogas ilegales más utilizadas, cuánto se cobra a un refugiado sirio que huye de la muerte y la guerra por un pasaporte falso, las diferencias de precio de un AK-47 dependiendo del lugar, de si se vende a adultos o a niños o de si se parece al que utilizaba Osama Bin Laden en sus vídeos o las cifras que generan el tráfico de órganos.

Noventa dólares por un esclavo

Según las cifras de SumAll, uno de los casi 30 millones de esclavos que hay en el mundo cuesta de media 90 dólares (83 euros aproximadamente). Existen distintos precios para distintas rentabilidades anuales: un esclavo financiero (que hará lo que sea por repagar una deuda que es imposible devolver por su nivel de ingresos y por unos intereses prohibitivos) cuesta 60 dólares y genera 900 dólares anuales, uno dedicado a trabajos forzados cuesta 660 dólares y genera 4.500 dólares al año y uno dedicado a la prostitución cuesta 1.910 dólares y genera 28.400 dólares anuales.

Plantación marihuana. (Uriel Sinai/Getty Images)
Plantación marihuana. (Uriel Sinai/Getty Images)

Drogarse nunca fue tan barato

El tráfico de drogas, según las estimaciones de la ONU, supera los 300.000 millones de dólares en todo el mundo, lo que significa que representa alrededor de un 20% de todo el comercio de bienes ilegales. ...