Nord
Según el viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, la construcción de Nord Stream 2 se completará a finales de este año. (Peter Kovalev\ TASS via Getty Images)

El proyecto energético en el contexto de Nord Stream 2 supone un problema para los Estados miembros de la UE que dudan entre dar prioridad a un plan de independencia energética o dar preferencia a una fuente de energía más barata y asequible.

La idea de establecer la Iniciativa de los Tres Mares partió del proyecto North-South Corridor (2014), impulsado por James Jones e Ian Brzezinski, ambos adscritos al centro de pensamiento Atlantic Council. Entre otras cosas, este proyecto de corredor norte-sur se proponía completar la integración de los países del centro y del este que fueron adhiriéndose al entorno comunitario a partir de 2004. Uno de los pilares estratégicos sobre el cual debía materializarse dicha integración pasaba por la construcción de un espacio energético regional que interconectara a los doce países que forman parte de la Iniciativa de los Tres Mares con el resto de la Unión Europea. El objetivo central no era otro sino contrarrestar la influencia energética que ejerce Rusia sobre la UE, por medio de los gasoductos Nord Stream y South Stream.

Mapa 1
Países que forman parte de la Iniciativa de los Tres Mares

La idea tuvo una acogida positiva por parte de los presidentes polaco y croata, Andrzej Duda y Kolinda Grabar-Kitarović, quienes la pusieron en marcha en 2015, haciéndose eco de los mismos pilares de la idea original: seguridad energética, infraestructuras y digitalización económica. De los tres ámbitos estratégicos, la cuestión energética ha sido la que ha concentrado una mayor atención política, diplomática y mediática. Esta atención se ha visto justificada tanto por la necesidad de establecer un modelo energético europeo propio —alternativo al esquema de dependencia ...