Nombre: Ben Dwork Máster: Relaciones Internacionales (IE University School of Global and Public Affairs)
JÓVENES ACTIVISTAS LUCHANDO CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO
El informe más reciente de Naciones Unidas en febrero de 2022 afirma que estamos acercándonos a un punto de no retorno para hacer cambios radicales. De hecho, nuestros líderes han fallado en llevar a cabo acciones que eviten los peores efectos del cambio climático.

Sin embargo, existen nuevos movimientos por la defensa del medio ambiente como, por ejemplo, Fridays for Future y la Juventud por el Clima, liderados por jóvenes activistas, que han logrado desarrollar una gran capacidad de influencia en el debate público, así como aumentar la presión sobre los políticos para que hagan más.

Todo el mundo conoce a Greta Thunberg, fundadora de Fridays for Future, y una presencia relevante en todas las cumbres climáticas.  Pero este movimiento no es solo de Greta. También está Ayakha Melithafa, de 20 años, procedente de Suráfrica. En 2017, ella vio de primera mano los efectos de la sequía causada por el cambio climático en Ciudad del Cabo. Su madre era granjera y la falta de agua tuvo consecuencias económicas y sociales para su familia. Hoy, Ayakha es una de las voces surafricanas más conocidas, y forma parte de la red de jóvenes activistas globales.

También conviene seguir de cerca a Yero Sarr, de 20 años, fundador del movimiento para los jóvenes contra el cambio climático en Senegal. Inspirado por las acciones de Greta, Yero empezó a difundir el mensaje en su país, que ya está sufriendo graves problemas medioambientales como la desertización y la disminución de las poblaciones de peces a causa del cambio climático.

Livia Pinazo, de 19 años, está trabajando en Brasil para reducir el poder de la industria de combustibles fósiles y la deforestación del Amazonas. Es una batalla muy difícil –especialmente con el gobierno de Jair Bolsonaro– pero hay un movimiento de jóvenes dedicados y motivados en el país.

En Canadá, está Kehkashan Basu, de 20 años, quien ha dado discursos en la ONU y en docenas de cumbres internacionales. También es fundadora de Green Hope Foundation, cuya misión es generar conocimiento sobre las energías renovables, la justicia climática y el consumo sostenible. En 2016, Kehkashan ganó el Premio Internacional de la Paz Infantil por su trabajo.

Lo que nos muestran estos jóvenes es que una persona tiene más poder de lo que cree. Ayakha,

Yaro, Livia, Kehkashan y Greta no pidieron permiso para perseguir el cambio global. El mundo está lleno de problemas urgentes, pero el desafío climático no puede esperar y las nuevas generaciones lo saben. Una de las principales lecciones que podemos aprender de estos jóvenes activistas es que el cambio empieza con la gente.


 

Esta recomendación forma parte del Especial #1Planet4All


Diseño-sin-título-2