El papel de las Fuerzas Armadas de México en la lucha el narcotráfico es cada día más polémico. Abusos y vulneraciones de derechos son atribuidas a los soldados que están desplegados para garantizar la seguridad. Juan Veledíaz, periodista mexicano especializado en el Ejército y el tráfico de drogas, habla a FP en español de la falta de resultados y la necesidad de un cambio de estrategia.

 












RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images

FP en español: ¿Qué opina sobre la labor policial que está llevando a cabo el Ejército mexicano en las calles del país?

Juan Veledíaz: La misión de los militares era la de disuadir al crimen organizado, así que podríamos decir que en gran parte han fracasado. Hay que tener en cuenta, además, que el Ejército, por su propia naturaleza, no está preparado para llevar a cabo funciones policiales, por más que algunos oficiales hayan recibido en estos últimos años formación antinarcóticos en EE UU. Los cárteles de la droga son monstruos de mil cabezas y no puedes combatirlos sólo con los soldados en las calles, debe atacarse también su estructura financiera y las carencias sociales que favorecen su implantación. En algunas zonas del país, los militares sí que han tenido enfrentamientos con grupos fuertemente armados, una labor que tal vez no hubiese podido llevar a cabo la policía. En este sentido han desempeñado una función útil. El Ejército, sin embargo, no debería dedicarse sólo a sostener enfrentamientos armados. Se supone que con su labor de inteligencia ha de cumplir también un trabajo de prevención que no han llevado a cabo. En esto se ve una absoluta falta de eficacia. No sé si es debido a que no han desarrollado esa ...