En la actualidad más mujeres que hombres utilizan el transporte público según datos publicados por el Banco Mundial en el informe Mainstreaming Gender in Road Transport. El documento asegura que las mujeres hacen más trayectos y más complicados que los hombres y los motivos principales son las diferencias sociales y económicas entre unos y otros. Para las mujeres, el transporte supone una puerta a mayores recursos y oportunidades: un trabajo, cuidado de los hijos, educación o sanidad. El problema viene cuando son acosadas y asaltadas durante los trayectos o mientras esperan. Una encuesta realizada por Thomson Reuter Foundation y YouGov a más de 6.550 mujeres en las 16 ciudades con el mayor número de habitantes en el mundo muestra como son 3 urbes latinoamericanas (Bogotá, México DF y Lima por ese orden) las que peor posición ocupan en el ranking, en ellas las mujeres afirman ser víctimas de violaciones y abusos verbales y de sentirse desamparadas por la policía.

Son mucho los motivos y muy diferentes dependiendo de la ciudad pero en la mayoría de los casos se deben a unas infraestructuras deficientes y masificadas, carreteras, calles y paradas poco iluminadas, a una falta de seguridad y a una educación permisiva, entre otras. Pero, las preguntas son muchas: se están buscando soluciones, son acertadas, están dando resultados...y las respuestas pocas. ONU Mujeres asegura que los encargados de planificar el transporte dan prioridad a las necesidades masculinas sobre las femeninas. Un transporte accesible y seguro para las mujeres hace que haya una mejora notable del empleo en las zonas urbanas. Pero lo más importante y lo que menos hacen es fomentar una educación de respeto hacia la mujer.

He aquí 10 de las ciudades más grandes del mundo donde las mujeres se sienten más indefensas a la hora de ...