El líder de la oposición y candidato a las presidenciales, Maithripala Sirisena, saluda a la multitud en un mitin electoral en la ciudad de Polonnaruwa, noviembre de 2014. Lakruwan Wanniarachchi /AFP/Getty Images
El líder de la oposición y candidato a las presidenciales, Maithripala Sirisena, saluda a la multitud en un mitin electoral en la ciudad de Polonnaruwa, noviembre de 2014. Lakruwan Wanniarachchi /AFP/Getty Images

Por primera vez en mucho tiempo el cambio político en el país se presenta como una posibilidad real.

Todo parece indicar que las elecciones presidenciales de Sri Lanka, previstas para el 8 de enero de 2015, van a contradecir las predicciones de muchos observadores y van ser verdaderamente competitivas. Como consecuencia, los comicios plantean riesgos y al mismo tiempo ofrecen la posibilidad de lograr una estabilidad duradera y la reconciliación tras la guerra.

La repentina aparición de un sólido candidato de oposición ha sorprendido a muchos, incluido el presidente Mahinda Rajapaksa. Con un programa de reformas constitucionales para limitar el poder ejecutivo y restablecer los órganos supervisores independientes, la coalición opositora, encabezada por el antiguo colega de Rajapaksa Maithripala Sirisena, parece capaz de plantear el primer desafío serio al presidente en casi una década. En medio de un clima restrictivo para la sociedad civil, los tamiles y las minorías religiosas, el peligro de que se desate la violencia en torno a los comicios merece que la comunidad internacional preste estrecha atención y haga esfuerzos para prevenir la inestabilidad política, incluida la posibilidad de que Rajapaksa utilice medios extraconstitucionales para conservar el poder.

Después de unos resultados decepcionantes para su coalición en varias elecciones provinciales recientes, el anuncio de Rajapaksa sobre el adelanto electoral para obtener un tercer mandato, que llevó a cabo el 20 de noviembre, estuvo pensado, en parte, para atacar mientras la oposición estaba aún dividida. Para sorpresa de muchos, surgió una coalición de partidos de la oposición con un candidato común, Maithripala Sirisena, secretario general del partido del presidente, el Partido de la Libertad de ...