Personas durante un desfile contra la homofobia en Brasilia en apoyo a gays, lesbianas y transgénero. (Evaristo Sa/AFP/Getty Images)

Desde el ascenso político de los evangélicos en Chile y México hasta el matrimonio casi igualitario en Bermudas, pasando por el voto en favor de la adopción por parte de homosexuales, en 2017 ha habido de todo para los derechos de los LGTBI en América Latina. Un año que se cierra con el fallo histórico de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor del matrimonio igualitario. De esta forma, los veinte países que reconocen al tribunal deberán dar derechos plenos a las parejas del mismo sexo. He aquí diez puntos que resumen el pasado año.

1. Colombia: nuevos hitos

Colombia, ya famosa por legalizar el matrimonio igualitario y firmar en 2016 el primer acuerdo de paz del mundo que reconocía a las víctimas LGTB de la guerra, en 2017 superó nuevos hitos en este aspecto. El Congreso derrotó un proyecto popular de ley homófobo que pretendía convocar un referéndum sobre las adopciones por parte de padres no heterosexuales. En un acto público de dimensión histórica, el Estado colombiano pidió oficialmente perdón a una antigua presa, Marta Álvarez Giraldo, por haberle negado el derecho a recibir visitas conyugales de su pareja durante el tiempo en el que estuvo encarcelada. Álvarez ganó su caso con la ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Además, Colombia celebró la primera boda oficial entre tres personas en Latinoamérica. Aunque, técnicamente, la unión no constituye un matrimonio, que en Colombia sigue definiéndose como la unión entre dos personas, el acto ha contribuido a promover el debate sobre las relaciones poliamorosas y el futuro de la paternidad múltiple.

2. Colombia, México y Chile: el Bus de la Libertad contra la libertad de género

Con apoyo del ...