De izquierda a derecha, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shokri, el Presidente palestino, Mahmud Abbas, el Presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, y el Primer Ministro noruego, Borge Brende, en la ceremonia de apertura de la Conferencia de Donantes para Gaza celebrada en El Cairo, octubre 2014.
De izquierda a derecha, el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shokri, el Presidente palestino, Mahmud Abbas, el Presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, y el Primer Ministro noruego, Borge Brende, en la ceremonia de apertura de la Conferencia de Donantes para Gaza celebrada en El Cairo, octubre 2014.

Sin un acuerdo duradero para la Franja la violencia estallará de nuevo con aún más antagonismo entre las partes.

Con motivo de la reciente reunión en El Cairo de los países donantes para la reconstrucción de Gaza hay también motivos para recordar el Lienzo de Penélope y la Montaña de Sísifo, por tantos castigos implacables infligidos a la Franja y tantas reconstrucciones efímeras, por los horrores de la guerra y la brutalidad de la actuación armada israelí. Se trata de la tercera reunión sobre el mismo tema, siempre como consecuencia de la respectiva destrucción previa, que en palabras del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, “esta debería ser la última conferencia, basta ya”. En parecidos términos se ha pronunciado el Secretario de Estado de EE UU, John Kerry, así como la autoridad de la Unión Europea Catherine Ashton.

En definitiva todos los asistentes en El Cairo se han inclinado con vehemencia por la conclusión del acuerdo político y la creación del Estado Palestino para poner fin de una vez al conflicto mas largo de Oriente Medio, cuya violencia no ha dejado de incrementarse en coincidencia con los sucesivos estallidos de 2006, 2008, 2012 y 2014. Cada uno ha generado una notoria radicalización de posiciones, tanto por parte palestina como israelí, que ha alimentado el siguiente episodio de violencia. De esta manera, han ido creciendo los elementos políticos y espirituales contrarios a la negociación y la paz, fortaleciéndose de manera paulatina los ánimos de venganza y escarmiento, que conceden ...