De los musulmanes de Europa a los cristianos evangélicos
de África, son los creyentes los que configuran el comienzo del siglo
XXI. Los movimientos carismáticos se extienden por el hemisferio Sur,
mientras las altas tasas de natalidad entre los emigrantes provocan un
examen de conciencia en el históricamente cristiano Occidente. Para realizar
esta lista,
FP se ha centrado en los credos de crecimiento más
rápido que están dando un vuelco al viejo orden mundial.





Cortesía de la UNESCO

ISLAM


Tasa de crecimiento*: 1,84%


Seguidores: 1.300 millones


Causas: Altas tasas de natalidad en Asia, Oriente Medio
y Europa


Dónde se concentra: Las mayores poblaciones musulmanas
del mundo están en países de rápido crecimiento como Indonesia, Bangladesh,
Pakistán, India, Egipto e Irán. Se da también la circunstancia de que
el islam es la religión que más aumenta en Europa, donde la llegada de
inmigrantes procedentes del Norte de África, Turquía y el Este de Asia
ha supuesto una sacudida en una población en su mayoría cristiana y secular
cuyas tasas de natalidad están estancadas. La “cuestión musulmana” ha
potenciado los partidos anti-inmigrantes en Francia, Austria, Dinamarca,
Holanda y Alemania, a la vez que ha desencadenado un encarnizado debate
sobre el lugar que ocupan las mujeres en este credo y sobre símbolos religiosos
como el pañuelo islámico.





Cortesía del Centro Mundial Bahaí

FE BAHAÍ*


Tasa de crecimiento: 1,70%


Seguidores: 7,7 millones


Causas: Altas tasas de natalidad en India


Dónde se concentra: Los bahaíes se extienden
por todo el mundo, pero una buena parte –alrededor de 1,8 millones–
vive en India. Esta fe se fundó en 1863 en Irán por Bahá’u’lláh,
que afirmaba ser el último de una línea de profetas que
se remontaba desde ...