Un repaso a la movilización ciudadana, y sus razones, en los Balcanes. ¿Tendrá la región una primavera caliente?

 













AFP/Getty Images

Manifestantes rumanos gritan eslóganes antigubernamentales en una protesta contra los políticos del país en Bucarest, diciembre de 2013.



 

A medida que avanza el año, y ya desde finales de 2013, se han venido sucediendo una serie de movilizaciones sociales en una parte importante de los países que conforman la zona más oriental y sudoriental de Europa. El fin último de todas ellas, cada una con sus propias características, es un cambio de modelo institucional y económico en los países de la región o porque no, de un cambio de régimen, especialmente, en las antiguas repúblicas yugoslavas, pero no solo. Como decíamos también se han vivido con mayor o menor virulencia y con más o menos presencia en los medios de comunicación de Europa occidental, movimientos de naturaleza socioeconómica en sociedades que aparentemente estaban dormidas por diversas razones. Bien por su reciente incorporación a la UE, bien por sus pretensiones de incorporarse a esas mismas instituciones europeas. En este grupo incluimos a Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania.

Sin embargo, estos movimientos no los podemos aislar de otros que han ido apareciendo en la escena global a lo largo de los últimos tiempos, así las Primaveras Árabes serían el primer referente, pero también Occupy Wall Street, el 15M o las importantes movilizaciones en países como Grecia o Portugal, sólo por mencionar los más significativos. En el entorno del Mediterráneo sólo los países balcánicos no habían tenido una movilización social significativa, hasta que durante el mes de febrero comenzaron las protestas en Bosnia.

A finales de 2013 la ...