En una entrevista exclusiva desde París, el portavoz de Mir Hossein Musaví en el extranjero, Mohsen Makhmalbaf, describe las protestas en el país persa como una nueva revolución.

 














STEPHANE DE SAKUTINE/AFP/GettyImages



No es fácil ser verde: el portavoz de Mir Hossein Musaví en el extranjero, Mohsen Makhmalbaf, pide a la comunidad internacional que no reconozca a Ahmadineyad.

El mundo observa cómo las protestas en las calles de Irán continúan. El candidato presidencial opositor, Mir Hossein Musaví, y sus seguidores vestidos de verde exigen la repetición de las elecciones del 12 de junio -que, según afirman, fueron manipuladas para favorecer al actual presidente Mahmud Ahmadineyad. Más de una semana después de los comicios, el conflicto se ha puesto al rojo vivo. Según parece, al menos 20 personas han muerto durante las protestas, y puede que cientos de manifestantes, organizadores y reformistas hayan sido arrestados.

La comunidad internacional parece igual de indecisa sobre qué posición adoptar. Por ejemplo, el presidente de EE UU, Barack Obama, ha tenido cuidado de no dar la impresión de apoyar abiertamente al bando de Musaví, alegando que no quería ser acusado de “entrometerse” en los asuntos internos de Irán.

Y en medio de esta historia está el propio Musaví, que ha estado presente en muchas de las protestas. FP localizó a su portavoz en el extranjero, el prestigioso director de cine y reformista Mohsen Makhmalbaf. En una entrevista desde París, él habla de las protestas como de una nueva revolución y del líder opositor como el Obama iraní.

Foreign Policy: Usted participó en la Revolución Iraní de 1979 cuando era joven, y sus películas han tratado el tema de manera extensa ¿Qué similitudes ve entre la situación de entonces y la de ahora?

Mohsen Makhmalbaf: Hay algunas similitudes y algunas diferencias. En ambos casos la gente salió a la calle. En la [anterior] revolución, había en la calle jóvenes que no eran tan modernos como la gente de ahora. Y salieron a la calle siguiendo a un líder, un mulá -por aquel entonces el ayatolá Jomeini. Ahora la gente que ha salido a la calle es más moderna: envían sms; usan Internet. Y en realidad no siguen a nadie, sino que están conectados unos con otros.

Estos jóvenes que ocupan las calles quieren paz y democracia. La anterior revolución fue la del tradicionalismo contra el modernismo; esta es la del modernismo contra el tradicionalismo. Aquella tenía el ceño fruncido; esta sonríe. La otra fue roja; esta es verde. Puede decirse que la actual es una revolución del siglo XXI, mientras que la otra fue propia del siglo XX. La anterior estuvo encabezada por personas que se formaron en la época del sha, y esta generación ha sido educada por los mulás dentro de la Revolución Islámica. Hay muchos jóvenes, y la vejez está matando a los padres. Cada ...