Italia_Salvini_1200x400
El ministro del Interior italiano y viceprimer ministro, Mateo Salvini, hablando para el canal RAI 1 con una fotografía de inmigrantes en el Mediterráneo al fondo. ANDREAS SOLARO/AFP/Getty Images

Sí y no, podría ser la respuesta, según indican algunos de los más recientes estudios sobre la cuestión. Ahondamos en las diferentes percepciones y temores de los italianos respecto a la inmigración.

Los primeros en haberse planteado la pregunta, de una manera profunda y distante de las interpretaciones más simplistas y estereotipadas, han sido los investigadores de un conglomerado de ONG e institutos europeos. Estos son More in Common, una incubadora de proyectos de comunicación que promueve una mayor concientización de las sociedades sobre los llamados derechos sociales y The Social Change Initiative, una fundación con sede en Belfast (Irlanda) especializada en investigaciones sobre migración, igualdad, derechos humanos y consolidación de la paz.

El año pasado ambas —tras realizar estudios similares en Francia y Alemania— le propusieron colaborar en la investigación a la consultora italiana IPSOS, para la realización de la parte relativa a este país. Con ello, después de casi un año de recogida de datos, procesamiento y redacción, ha visto la luz el informe “Entender a la mayoría incierta de Italia”, un análisis que en estos días, en una versión resumida, ha sido revelado en Italia a los especialistas del sector y a la prensa (la versión completa se difundirá en las próximas semanas, según los autores).

En pleno auge de las actitudes racistas en toda Europa y de partidos que pescan votos en las frustraciones socioeconómicas y crisis de identidad de los ciudadanos, el resultado de la investigación arroja una visión más detallada sobre la división que existe en la población italiana ante el fenómeno de la inmigración. El estudio, en síntesis, va más allá de las ...