Mexico_violencia
Protesta con el eslogan #NoMeCuidanMeViolan después de la supuesta violación de una menor a manos de la policía mexicana, Ciudad de México, agosto 2019. ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images

El movimiento feminista México toma impulso y camina hacia su ampliación y diversificación. ¿Cuáles son sus principales retos?

La supuesta violación de una joven de 17 años por cuatro policías en Ciudad de México fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de las mexicanas. Miles de mujeres salieron a las calles movidas por una rabia nunca antes vista en una protesta feminista en el país y algunas de ellas reaccionaron aún con más virulencia a la respuesta de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien arremetió contra sus “provocaciones”. El Ángel de la Independencia, emblema de la ciudad, amaneció cubierto de pintadas contra el México “feminicida”. El movimiento feminista ha encendido la llama y trata de empujar el cambio en uno de los países más peligrosos del mundo para ellas, donde son asesinadas nueve mujeres cada día, según estima ONU Mujeres basándose en varios datos oficiales.

 

El hartazgo

Los feminicidios (así se nombra a los asesinatos por violencia machista en México) han aumentado en los últimos años. Un informe oficial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNPS) reveló un incremento del 104% de los crímenes de esta índole en los últimos tres años. Mientras en 2015 se habían registrado 422 asesinatos de mujeres por razones de género, en 2018 la cifra alcanzó las 861 víctimas mortales. El dato, ya de por sí preocupante, no refleja el mapa completo, ya que no en todos los estados mexicanos el feminicidio está tipificado y estos crímenes se cuentan como simples homicidios, según advirtió el año pasado, como asunto a corregir, el Comité para la Eliminación de la Discriminación ...