La pandemia puso de manifiesto que la mayoría de infraestructuras sanitarias mentales no está preparada para abordar los retos de un incremento en los problemas psicológicos. La crisis afecta tanto a países desarrollados como a aquellos en vías de desarrollo. La falta de infraestructuras sanitarias adecuadas, el abuso de psicofármacos y los abordajes terapéuticos desfasados son algunos de los principales problemas. Que se suman a un aumento de la precariedad, la incertidumbre sobre el futuro y unas redes sociales que pueden contribuir a empeorar síntomas ya existentes en nuestros cerebros hiperconectados 24/7.

 

Los brotes negros. En los picos de ansiedad

Eloy Fernández Porta

Anagrama, 2022

Frágiles. Cartas sobre la ansiedad y la esperanza en la nueva cultura

Remedios Zafra

Anagrama, 2021

Los libros de Eloy Fernández Porta y de Remedios Zafra son distintos en tono pero similares en propósito: mostrar cómo la precariedad, la productividad constante y la ininterrumpida conexión a redes sociales están generando problemas de estabilidad mental graves. La ansiedad destaca como la afección más extendida, pero la depresión también causa estragos (en los jóvenes aumentan también las autolesiones y las ideas suicidas). España es el país europeo, junto con Portugal, en el que más ansiolíticos y antidepresivos se consumen. Unos dos millones de españoles toman ansiolíticos a diario. Pero el incremento de prescripciones para combatir la ansiedad, la depresión y el insomnio es constante en el resto de países europeos.

Remedios Zafra estructura su obra en base a unas cartas que le escribe a una joven periodista con la que mantiene correspondencia sobre la precariedad del sector cultural y académico. En realidad, como informa al final del libro, la cartas se basan en las conversaciones que ha tenido con jóvenes –profesores, periodistas, opositores, investigadores, etcétera– que están tratando de incorporarse al mundo laboral y no ...