Pete Buttigieg Campaigns For President Across Iowa Ahead Of Caucus
El candidato demócrata Pete Buttigieg respondiendo preguntas a los medios en Iowa. Win McNamee/Getty Images.

¿Cómo se elige a los candidatos presidenciales en el país?  ¿Se reformará el proceso tras el fiasco del caucus demócrata en Iowa? ¿Siguen importando los partidos políticos tanto como antes? Las claves de un sistema de primarias imperfecto. 

El caucus de Iowa, la primera votación de las elecciones primarias para elegir al candidato en el país, fue -utilizando un lenguaje propio de Trump- un auténtico desastre. Ahora bien, esta no es más que la punta del iceberg del caótico, imperfecto y, francamente, absurdo sistema de escoger a los candidatos presidenciales en Estados Unidos y que, en su forma actual, se remonta a 1972. El sistema de primarias no está incluido en la Constitución —de hecho, sus artífices ni siquiera creían en los partidos políticos—, sino que se ha desarrollado de forma aleatoria en los órganos nacionales y estatales de los partidos y es una anomalía en comparación con otras democracias del mundo. Sin embargo, no está nada claro que el fiasco de Iowa vaya a ser suficiente para generar cambios en el sistema de elección del llamado “líder del mundo libre”.

Aunque las votaciones en elecciones primarias y caucus empezaron a llevarse a cabo en la esfera estatal a principios del siglo XX, eran meras consultas y no eran legalmente vinculantes. El imaginario colectivo de este periodo se suele relacionar con las imágenes de los jefes de los partidos sentados en la 'trastienda' eligiendo a los candidatos mientras fumaban cigarros. Se podría discutir si este viejo estereotipo es real o no, los que sí está claro es que en 1968 alcanzó su punto de inflexión. Las tensiones sobre la guerra que se libraba en Vietnam desde hacía 14 años provocaron violentas protestas en la Convención ...