(Emmanuel Dunand/AFP/Getty Images)
(Emmanuel Dunand/AFP/Getty Images)

Las cuatro preguntas que inquietan en la UE.

El inesperado triunfo del Partido Conservador en las elecciones generales británicas trae recuerdos de 1992, cuando los conservadores también desafiaron las previsiones con una estrecha victoria. En esa ocasión, el primer ministro, John Major, vio cómo su mandato se veía dominado por las divisiones en su partido a causa de Europa. Ahora, David Cameron se enfrenta a un panorama similar, en el que la cuestión de la relación de Gran Bretaña con la Unión Europea ocupará un lugar de gran importancia en los dos primeros años de su nuevo mandato. ¿Qué podemos esperar que pase en Gran Bretaña con la política relacionada con Europa?, ¿qué significará para la UE?

Una noticia, potencialmente, mala para Cameron es que la mayoría parlamentaria de Major era más grande que la suya (21 en lugar de 6) y su núcleo euroescéptico era menor (50 euroescépticos del núcleo duro en comparación con 80-100 para Cameron). Contra esto, la gran diferencia es que Major se negó a conceder a sus ciudadanos un referéndum sobre la adhesión a la UE, mientras que Cameron ha prometido que lo convertirá en un elemento central de su primer Discurso de la Reina. Pero, mientras Cameron va colocando sus ladrillos, hay cuatro preguntas que inquietan en otras capitales:

¿Cuándo se producirá el referéndum? Cameron ha prometido celebrarlo antes de finales de 2017. No obstante, existen especulaciones de que podría tener la tentación de hacerlo antes, mientras tiene más capital político (en especial porque será imposible negociar y ratificar cualquier cambio de los tratados con cualquiera de los calendarios). Siendo realistas eso significa que el referéndum sería o bien en otoño de 2016 o en la primavera de 2017. En las próximas semanas se producirán muchos debates sobre la naturaleza de ...