El próximo año se estará menos centrado en el qué y más en el cómo, el dónde y quién, ya que los liderazgos y la búsqueda de las fórmulas más eficaces a la hora de gestionar la compleja transformación global serán elementos clave.

Tendecias_2022
Una mujer camina en Shenyang, China, diciembre de 2021. VCG/VCG via Getty Images

Sabemos dónde nos encontramos y los retos a los que nos enfrentamos. Conocemos los costes de la inacción, por ejemplo, en materia de emergencia climática o de lucha contra la desigualdad. Sin embargo, se acumulan las quejas por falta de ambición y anticipación y no damos con la fórmula que permita pilotar la aceleración de los cambios globales con los menores costes sociales posibles. Además, sobran datos indicando que el mundo no solo avanza a distintas velocidades, sino que hay retrocesos para algunos colectivos, por ejemplo, en movilidad y crisis humanitarias. 2022 será un buen termómetro para conocer qué tipo de liderazgos gozan de mayor respaldo o son más eficientes en la gestión de esta compleja transformación. Por lo tanto, la agenda internacional en el próximo año se centrará menos en el qué y más en el cómo, el dónde y quién. Esto se reflejará en, como mínimo, los siguientes 10 temas.

Recuperación económica. En el informe prospectivo de 2021 ya advertimos que la recuperación iba a ser en forma de K. Es decir, que habría países, territorios, sectores económicos y grupos sociales que entrarían en una fase de bonanza y optimismo, mientras que otros seguirían instalados en una depresión social, económica y anímica. 2022 será un año clave para constatar la anchura de estas brechas. También para comprobar la solidez y sostenibilidad de la recuperación en las economías desarrolladas, especialmente por todo lo que podría frustrarla o debilitarla (precios, ...