Un manifestante sostiene un cartel contra los combustibles fósiles en protesta por el "fracaso" de la conferencia sobre cambio climático COP26. (Vuk Valcic/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

La COP26 celebrada en Glasgow no ha supuesto un avance trascendental, pero no ha sido un fracaso total. He aquí algunas cuestiones a tener en cuenta y que pueden suponer un pequeño paso más en la lucha contra el cambio climático.

Como sucede siempre en estas cosas, se sobrepasó el plazo oficial y las últimas horas estuvieron llenas de tensión dramática. Aun así, la cumbre del clima de Glasgow terminó con un acuerdo que los políticos ahora están tratando de vendernos como éxito pero que los expertos, en general, consideran un fracaso con un mero atisbo de esperanza. Las conversaciones de Glasgow debían terminar el viernes, pero se prolongaron hasta última hora de la tarde del sábado, mientras los gobiernos discutían sobre las cláusulas de eliminación gradual del carbón, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la provisión de dinero a los países en desarrollo. Al final se aprobó el “Pacto de Glasgow sobre el clima”, pero solo después de una intervención de India en el último minuto para suavizar el lenguaje y cambiar la “eliminación” gradual del carbón por una mera “reducción”. Alok Sharma, el secretario de Estado británico que ha presidido las negociaciones durante las dos semanas que ha durado la COP26, reconoció la enorme tarea que queda por hacer: “Ahora podemos decir con credibilidad que hemos mantenido con vida el límite de 1,5 ºC. Pero tiene el pulso débil y solo sobrevivirá si cumplimos nuestras promesas y convertimos los compromisos en acciones inmediatas”.

El límite de 1,5 ºC es el aumento medio de la temperatura terrestre respecto al periodo preindustrial. Los científicos dicen que es el ...