Una ambulancia de la Media Luna Roja llega a un lugar bombardeado por las fuerzas del régimen sirio en la ciudad de Alepo. Zakariya al Kafi/AFP/Getty Images
Una ambulancia de la Media Luna Roja llega a un lugar bombardeado por las fuerzas del régimen sirio en la ciudad de Alepo. Zakariya al Kafi/AFP/Getty Images

Los ataques contra hospitales y personal humanitario están convirtiéndose en una estrategia bélica, violando de manera sistemática el Derecho Internacional Humanitario.

A lo largo de los últimos años un gran número de hospitales, colegios y espacios públicos en Afganistán, Siria, Yemen y otros países en guerra han sido objeto de bombardeos frecuentes. Una de las principales causas de este fenómeno se debe a las acciones de determinados ejércitos que, violando el Derecho Internacional Humanitario (DIH), han provocado una disminución del espacio humanitario y del acceso seguro del personal médico a la población civil, así como de ésta a los servicios médicos.

Prestar asistencia a los heridos, independientemente del bando al que pertenezcan, es la filosofía que dio origen al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hace más de 150 años en el campo de la batalla de Solferino. Según los Convenios de Ginebra en 1949 y sus Protocolos adicionales, así como el derecho internacional consuetudinario, la población civil tiene derecho a no padecer mayores sufrimientos durante los conflictos armados y a recibir asistencia. Y el personal, las instalaciones y los vehículos sanitarios deben ser protegidos quedando prohibidos los ataques contra ellos siempre y cuando desempeñen una labor neutral y traten a todos los pacientes por igual, independientemente de su ideología política, religión u origen étnico. Los ataques dirigidos contra instalaciones médicas pueden suponer un crimen de guerra.

Comunicados reiterados en los últimos meses del Secretario General y los coordinadores humanitarios de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Médicos sin Fronteras (MSF) o el Comité Internacional ...