Incendios forestales vistos desde la orilla de San Teodoro, Italia dañan la flora mediterránea, 2017. (Mauro Ujetto/NurPhoto via Getty Images)

Cinco tendencias claves que marcarán la agenda climática, económica y social en el Mediterráneo en los próximos años.

Grecia, Turquía, Argelia, Túnez, España… Este verano se han quemado centenares de miles de hectáreas alrededor del Mediterráneo en una multitud de incendios nunca vistos con esta intensidad y frecuencia. Altas temperaturas, largas sequías y una mala gestión forestal han creado la tormenta perfecta para propagar múltiples megaincendios imposibles de controlar y apagar. Desgraciadamente, como confirma el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), estos eventos extremos son ahora parte de nuestra “nueva normalidad” en un mundo que ya ha alcanzado un aumento de temperatura de más de 1.1ºC desde la época preindustrial.

Debido a su posición geográfica y a su particular clima, el Mediterráneo es una de las dos regiones del mundo (la otra es el Ártico) que sufre -y sufrirá- más duramente los efectos del cambio climático. El año pasado, la red mediterránea de expertos climáticos (MedECC) publicó su primer informe regional sobre el impacto del cambio climático en la zona, el cual fue revisado por un grupo de investigadores independientes del norte y sur. Los datos son claros: la región mediterránea se está calentando un 20% más rápido que la media global, con un aumento de la temperatura regional estimado a 2.2°C para 2040 si se mantienen las políticas actuales.

En este contexto de emergencia climática, no solamente es urgente reducir lo antes posible las emisiones de C02, sino también prepararnos para vivir en un mundo cada vez más extremadamente caluroso. Un informe reciente de la aseguradora SwissRe ha calculado que los impactos del cambio climático sobre la salud, la economía ...