Lehman Brothers ya no está. Pero antes de dejarlo quebrar, Estados Unidos rescató a Bear Stearns y salvó a Fannie y Freddie. Pero, ¿cuáles son los mayores rescates financieros de todos los tiempos? FP examina a cinco de los más importantes y analiza si los costes invertidos merecieron la pena.


La crisis de las entidades de ahorro y préstamo en Estados Unidos


Fecha del rescate: Agosto de 1989.


Cantidad: Los cálculos varían mucho, pero 200.000 millones de dólares (unos 150.000 millones de euros) es una cifra razonable.


Qué pasó: La debacle de los S&L (Savings & Loans) de finales de los 80 y comienzos de los 90 tardó tiempo en gestarse y también en desencadenarse. Los contribuyentes estadounidenses se vieron en aprietos cuando el presidente George H. W. Bush firmó la Ley de Reforma, Recuperación y Cumplimiento de las Instituciones Financieras de 1989, que reformó de manera radical la industria y las regulaciones federales de las entidades de ahorro y préstamo. Cuando el huracán finalmente amainó en 1995, más de mil pequeñas instituciones de ahorro y préstamo –también llamadas thrifts– habían quebrado. La mitad de estas thrifts aseguradas federalmente en Estados Unidos se habían hundido en menos de una década, y la consiguiente ralentización en la construcción de nuevas viviendas y las repercusiones financieras contribuyeron a la recesión de 1990-1991. Las causas subyacentes en la crisis de los S&L son complejas y controvertidas, pero la mayoría de los estudiosos coincide en que las altas y volátiles tasas de interés, las prácticas temerarias en la concesión de préstamos, la veloz desregulación y una supervisión poco rigurosa prepararon el terreno para el mayor desastre bancario desde la Gran Depresión.




Corea del Sur

PAUL VICENTE/AFP/Getty Images

Fecha del rescate: Diciembre de 1997.


Cantidad: 78.000 millones de dólares.


Qué pasó: En dos palabras: crisis asiática. Acosada por una moneda que se hundía y bancarrotas por doquier, Corea del Sur recurrió al Fondo Monetario Internacional en busca de ayuda, y el Banco Mundial, Estados Unidos, Japón y otros once países también contribuyeron con fondos. A cambio, el Gobierno surcoreano tuvo que aceptar unas duras condiciones, incluyendo unas tasas de interés más altas, reformas destinadas a abrir la cerrada economía del país y medidas enérgicas ante la estrecha relación entre los bancos y los conglomerados opacos de empresas o chaebols. La crisis económica llevó al poder al líder de la oposición Kim Dae Jung, un reformista a quienes muchos atribuyen el mérito de haber alejado a Corea del Sur del desastre. Hoy, la economía del país se enfrenta a desafíos de otra índole -sobre todo, a la creciente inflación y al envejecimiento de la población- aunque The Economist pronostica un crecimiento del 4,2% para 2009.



Indonesia


Fecha del rescate: Enero de 1998 – abril de 1999.


Coste: Entre 58.000 y 64.700 millones de dólares.


Qué pasó: Sacudida por la crisis financiera asiática de finales de ...