Éstas son hoy algunas de las principales minorías en Europa.

 

Gitanos

Un niño gitano pasea por la barriada pobre de La Courneuve, al norte de París. KENZO TRIBOUILLARD/AFP/Getty Images
Un niño gitano pasea por la barriada pobre de La Courneuve, al norte de París. Kenzo Tribouillard/AFP/Getty Images

Con cifras que superan los 10 millones de personas, la minoría gitana es la mayor de Europa. Rumanía (con dos millones de miembros), Bulgaria, Hungría, Eslovaquia y República Checa cuentan con las comunidades más numerosas, pero sus problemas de discriminación, pobreza y marginalidad son comunes a todos los países donde tienen una presencia considerable.

El acceso a la educación y al empleo, así como la segregación y la vivienda, son algunos de los problemas que arrastran los gitanos a lo largo y ancho del continente. Estas deficiencias se ven alimentadas por los prejuicios y la falta de sintonía e interacción con las comunidades mayoritarias en las que están instalados. Las autoridades han optado, en ocasiones, por concederles ayudas para la subsistencia, lo que a su vez genera resentimiento por parte de la población mayoritaria, sobre todo en Estados con altos niveles de pobreza.

Los flujos migratorios de gitanos desde el Este de Europa hacia la parte occidental del continente son continuos, y las razones para emigrar son poderosas y van más allá de la pobreza. El hostigamiento a los gitanos es frecuente en los países del Este, y atacarlos aporta incluso réditos electorales; partidos de ultraderecha como Jobbik en Hungría han hecho de la lucha contra los gitanos una de sus señas de identidad. Otras veces, sin embargo, los gobiernos se muestran mucho menos sensibles: Por su parte, Eslovaquia, República Checa y Rumanía han llegado incluso a erigir muros para aislar a las comunidades gitanas y separarlas físicamente del resto de la población.

Pero lo que les espera en la parte rica del continente no siempre es mucho mejor. ...