soldados
Las fuerzas especiales de EE UU en el conflicto de Irak. AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images

Un profundo análisis del historial de guerra de Estados Unidos, años en los que el país ha seguido cometiendo errores estratégicos guiados por los diferentes presidentes. He aquí tres razones por las que el país pierde los conflictos en los que participa.

Anatomy of Failure Why America Loses Every War It Starts

Harlan K. Ullman

US Naval Institute, 2018

Esta exhaustiva investigación constituye una lectura bastante seria. El título resulta un tanto engañoso (Anatomy of Failure: Why America Loses Every War It Starts [Anatomía del fracaso: por qué América pierde todas las guerras que comienza]) ya que, de cuando en cuando, Estados Unidos gana alguna guerra, como la de liberación de Kuwait en 1991. Pero desde lo que fue, esencialmente, una situación de estancamiento en Corea en 1950, pasando por Vietnam, hasta llegar a la segunda guerra de Irak y Afganistán, su historial es bastante pobre. ¿Cómo es posible que la mayor máquina militar que el mundo ha conocido tenga un expediente tan malo? ¿Qué sentido tiene toda esta sofisticada y carísima maquinaria si cada vez que se embarca en una pelea acaba dejando un mundo menos seguro? El Pentágono sigue diciendo: “Dadme las herramientas y terminaré el trabajo”. Pero el trabajo nunca se termina y se podría argumentar que Afganistán, Irak y sus vecinos son menos seguros hoy de lo que lo eran antes de que Estados Unidos se involucrara.

El autor combatió en Vietnam como capitán de embarcaciones de patrulla, y es, por tanto, un veterano de la tremenda derrota que sufrió allí Estados Unidos. Fue instructor en el Naval War College en Washington en la década de los 90 y acuñó la famosa estrategia de “conmoción y pavor” (shock and awe) que fue ...