Destrucción después de un desastre natural en Palu, Indonesia (Muhammad Zulfadhli Mohd Zin via Getty Images)

El sureste asiático sufre la presión de la creciente intensidad de los desastres naturales provocados por el cambio climático, en especial, ciclones e inundaciones. Cuenta además con una gran proporción de población y de actividad económica concentrada a lo largo de la costa y una importante dependencia de los recursos naturales y la agricultura para la subsistencia. Estos shocks ejercen una presión adicional sobre las estrategias de reducción del riesgo de desastres y complican los esfuerzos para desarrollar mayores niveles de resiliencia.

El sudeste de Asia es el área al sur de China y al sureste del subcontinente indio que incluye 11 países: Brunéi, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia, Timor-Leste y Vietnam. Cuatro de los 11 países de la región se enfrentan a un riesgo alto o extremadamente alto de amenazas ecológicas y otros cuatro a un riesgo medio, mientras que los tres restantes tienen un riesgo bajo o muy bajo.

El sureste asiático es una de las regiones más propensas a desastres del mundo, expuesta a frecuentes inundaciones, ciclones tropicales, terremotos y erupciones volcánicas. Muchas ciudades de la región están creciendo rápidamente gracias al aumento de la población y la industrialización a medida que los países pasan de una economía rural a una economía de mercado. Se espera que la población de la región crezca un 17,6%, de los aproximadamente 675 millones de 2021 a 794 millones en 2050.

El riesgo hídrico es la amenaza más común en la zona, donde ocho de los 11 países registran puntuaciones extremadamente altas o altas en este indicador, seguida por el riesgo alimentario y los desastres naturales, con cuatro países cada uno. Se espera que estos riesgos se combinen y se refuercen entre ...