El candidato republicano a las elecciones estadounidenses, Donald Trump, tras asistir al Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel, 2016. Saul Loeb/AFP/Getty Images
El candidato republicano a las elecciones estadounidenses, Donald Trump, tras asistir al Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel, 2016. Saul Loeb/AFP/Getty Images

He aquí los actores, y algunos sectores, que pueden beneficiarse o salir perjudicados con la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Analizar los planes de Donald Trump requiere una dosis extra de imaginación. Nunca ha tenido cargo público que sirva como referente y parte de sus promesas, como renegociar tratados consolidados, no tienen precedentes. Su falta de historial y su mensaje de campaña, desdibujado por los discursos improvisados y los cambios constantes en su equipo, hace difícil trazar una guía para navegantes.

Pero de su larga lista de mítines, comunicados y entrevistas se pueden extraer dos esencias muy concretas para entender en qué se fundamentaría su agenda internacional. La primera es el viejo concepto de “America First” (América primero). La campaña de Trump ha sabido captar cierta nostalgia aislacionista en la clase trabajadora, fatigada por los cambios de la globalización y década y media de guerras en Oriente Medio. El magnate promete recuperar el empleo industrial deslocalizado, en materia económica, y pintar una línea clara en materia geopolítica: Estados Unidos, ha declarado, ya no va a ser “policía del mundo”. La segunda esencia es de carácter: Trump lleva décadas haciendo de su marca, “Trump”, un sinónimo de astucia, garra y éxito. Su campaña ha prometido llevar esa energía a la mesa de negociaciones para hacer que los estadounidenses “vuelvan a ganar y a hacerse respetar”. Esta premisa podría trastocar la cautela multilateral de la Administración Obama y redibujar la diplomacia estadounidense.

 

Ganadores

La presidenta del Frente Nacional francés, Marine Le Pen. Philippe Huguen/AFP/Getty Images
La presidenta del Frente Nacional francés, Marine Le Pen. Philippe Huguen/AFP/Getty Images

Los movimientos euroescépticos. Una victoria de Trump resonaría políticamente en Europa. El magnate y los populismos de derecha europeos tienen agendas ...