Banderas del Partido de la Justicia y el Desarrollo en una calle de Estambul, Turquía. Mustafá Ozer AFP/Getty Images
Banderas del Partido de la Justicia y el Desarrollo en una calle de Estambul, Turquía. Mustafá Ozer AFP/Getty Images

Algunos rumores hablan de una posible escisión en el partido gobernante, AKP, en Turquía de la mano de algunos políticos relevantes del conservadurismo turco críticos con la deriva autoritaria de Recep Tayyip Erdogan. ¿Qué hay de cierto? ¿Qué dicen los expertos?

Cuando desde dentro de un partido gobernante comienzan a brotar las voces discordantes, la oposición, allá donde sea, trata de buscar su rédito personal. En el caso de Turquía, encontrar esa ranura ha costado más de una década y tres mayorías parlamentarias. Pero en el último año, y sobre todo en el último mes, varios importantes nombres del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) han abandonado el hermético discurso oficial para comenzar a criticar el giro autoritario del presidente Recep Tayyip Erdogan. La prensa opositora, ansiosa por restar apoyos a los islamistas, está ahondando en esta fisura al destacar que podría producirse un cisma en el AKP. Si bien una nueva fuerza islamo-conservadora no se puede descartar ante la nulidad opositora, los expertos no otorgan muchas opciones a esta posible escisión en el seno del partido gobernante.

La teoría del cisma en el AKP surgió antes de las elecciones del pasado 1 noviembre. Devlet Bahçeli, el líder del Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), auguró que una nueva formación política surgiría. Lo denominó como el quinto partido, y según los analistas sus palabras apuntaban a los miembros del AKP decepcionados con Erdogan. La posterior mayoría parlamentaria de los islamistas alejó el incipiente debate de la esfera pública, pero en las últimas semanas, después de que Bülent Arinç, una de las principales figuras del conservadurismo turco, criticase a Erdogan en una entrevista en CNNTürk, los rumores se han vuelto a disparar en los ...