El país asiático, el más tolerante con el turismo LGTB+ de la región, prepara un borrador que permitiría las uniones civiles entre personas del mismo sexo, pero la comunidad sigue enfrentándose a la discriminación y la exclusión.      

Tailandia_publicidad
Publicidad destinada a la comunidad LGTB para que visiten Tailandia. Lillian Suwanrumphs/AFP/Getty Images

La historia de la homosexualidad y de la transexualidad en Tailandia es compleja y contradictoria. Mientras el ministerio de Turismo promueve activamente la imagen del país como el paraíso homosexual del Sureste Asiático a través de su web oficial Go Thai Be Free (Ve a Tailandia, se libre), activistas y organizaciones como el Banco Mundial denuncian que la discriminación institucionalizada y la exclusión de las personas LGTB+ en Tailandia sigue existiendo.

Tailandia es el país donde se realizan el mayor número de operaciones quirúrgicas de reasignación de sexo del mundo y, sin embargo, la transexualidad está considerada como una patología según el ministerio de Salud Pública. En este contexto, parece curioso que, cada año, la televisión nacional tailandesa retransmita en directo uno de los concursos de belleza para transgéneros más populares a escala internacional.

Y en mitad de este caos cargado de contradicciones, el país que parece hacer equilibrios en su cuerda de inestabilidad política e institucional, gobernado por una junta militar desde 2014, acaba de sacar a la luz el primer borrador de la ley que permitiría las uniones civiles de personas del mismo sexo.

 

¿Hacia el matrimonio igualitario?

El nuevo borrador de ley proveería a las parejas del mismo sexo con derechos similares a los que disfrutan las parejas heterosexuales. Su contenido se centra en los derechos de administración de patrimonios de parejas del mismo sexo, dejando de lado temas más sensibles y controvertidos como son la familia, la adopción de hijos o la posibilidad de ...