Siria_jordania_1200x400
Policías jordanos piden el pasaporte en la frontera entre Jordania y siria, octubre de 2018. KHALIL MAZRAAWI/AFP/Getty Images

El impacto económico, político y social de que la frontera sirio-jordana vuelva a estar abierta tras años cerrada a causa de la guerra en siria.

Excursiones a Damasco por 10 dinares. Así anuncia la empresa de transportes de autobús Jett la nueva ruta con la capital Siria a partir del día 22 de octubre. Se explica que habrá dos autobuses diarios Amán-Damasco a las siete de la mañana y a la una del mediodía. En otro post anterior, la compañía apuntaba “¿Quién de nosotros no echa de menos los viejos tiempos en Siria?”, el cual ha sido borrado de su página de Facebook.

El pasado 15 de octubre Jordania y Siria se pusieron de acuerdo para finalmente abrir el paso fronterizo de Nasib/Jaber, tras tres años de cierre. Ese mismo día, según la agencia de noticias Petra, 199 personas cruzaron la frontera, 37 de ellas sirias y el resto jordanas. Tan solo una semana después de la apertura, el número de jordanos que habían cruzado al país vecino superaba el millar y los coches se amontonaban a las puertas del paso fronterizo, que cierra a las cuatro de la tarde, dejando a muchos jordanos sin poder entrar.

Pero, ¿qué supone realmente esta reapertura de la frontera entre Siria y Jordania?

 

Historia de una frontera

Esta frontera es clave, ya que conecta el norte de Oriente Medio con el sur, permitiendo el paso de personas y bienes desde Turquía, Líbano y Siria a los países del Golfo y Egipto a través de Jordania. El paso de Nasib (como es conocido por los sirios) o Jaber (su nombre para los jordanos) fue inaugurado en 1997, convirtiéndose en uno de los puntos fronterizos ...